¿Qué AGUA bebes?

Seguro que a muchos os preocupa la procedencia del agua que bebéis, ya sea de grifo o embotellada ¿verdad? Si bien es cierto que el agua de grifo pasa por un control exhaustivo en la potabilizadora (pese a que está más que demostrado que la cloración y sus subproductos no son inocuos para nuestra salud), muchas veces, olvidamos el recorrido que ese agua hace hasta nuestro grifo, y todo lo que arrastra hasta que llega a nuestro vaso o jarra ¿Sabíais que el agua del grifo puede contener trazas de metales pesados, nitratos, fluoruros, pesticidas, e incluso medicamentos?

¿Y qué decimos del agua embotellada? Esfuerzo económico y físico al cargar con pesadas botellas; necesidad de espacio para ubicarlas, desconocer el lugar de almacenaje de procedencia, o cuánto tiempo llevan envasadas, si les ha dado mucho el sol… ¿sabéis que los plásticos de las botellas, contaminan con sustancias cancerígenas el agua que bebéis?

Yo me he pasado años procastinando este tema, y eso que soy la paciente perfecta para cuidar lo que bebo, ya que hace 10 años, tras un accidente de tráfico, perdí uno de mis riñones, y es cuando me di cuenta que tenia que empezar a cambiar y mejorar mis hábitos alimenticios.

Ya con la maternidad todo se dispara, y obviamente tu pasas a un segundo plano, tus babies son la prioridad, y como no vas a invertir en salud, sabiendo que los beneficios son tantos, el egoismo ya no tiene cabida en este plano.

Mientras lo piensas por un instante, y para que algo en tu cabeza haga «click», aquí tienes el último Live que hicimos desde la cocina de mi casa, donde hablamos de beneficios, respondemos preguntas, aclaramos dudas, y os cuento mi experiencia mas personal.

Tu también puedes dar el paso, te aseguro que es más fácil de lo que parece, además cuentas con algo muy muy guay, mi ayuda !
Escríbeme y te envío info de esta maravilla de equipo que acaba de entrar en casa.

hello@marthagarcia.es